menu.country.title
México
menu.city.title
menu.city.placeholder
menu.language.title
Español (Mexico)
menu.country.select-title
menu.country.title
México
Canada
España
México
United States
Қазақстан
Россия
Україна
menu.city.select-title
menu.city.title
menu.city.placeholder
Ciudad de México

Conceptos de las inversiones y de los instrumentos de inversión en México

aggregation.subcategory.inversion.title

Wiki - artículos útiles

Artículos sobre datos interesantes de la comunidad financiera.

Se entienden como inversiones los gastos materiales que conlleva la adquisición de un producto con el propósito de venderlo posteriormente por un precio más alto y obtener un beneficio. El sentido de las inversiones consiste en que es el dinero quien trabaja para la persona y no al revés.

Hablando de inversiones, esto es, de los depósitos monetarios, hay que entender también en qué consiste el término de «instrumentos de inversión». En calidad de este tipo de instrumentos, se emplean objetos determinados cuya adquisición y venta traerán un beneficio considerable en lo sucesivo. Los ejemplos más claros de instrumentos de inversión son las acciones, las obligaciones, los inmuebles, los metales, etc.

¡Importante! La casa o los lingotes de oro propiamente dichos no son instrumentos de inversión si no se adquieren para ser comercializados después por un precio más alto

Hay que entender también que el dinero invertido en un objeto caro no siempre es una inversión. Por ejemplo, la compra de un vehículo no pertenece a esta categoría, porque, al abandonar el salón del concesionario, el coche pierde un porcentaje considerable de su coste inicial. Se puede intentar vender este coche por el mismo precio por el que se ha adquirido pero no por un precio superior, si es que no se trata de un modelo raro del que existan ejemplares únicos, por supuesto.

Clasificación de las inversiones

Existen muchas formas distintas de clasificar las inversiones en función del objeto de inversión, el plazo de percepción del beneficio, etc. A continuación les proponemos que conozcáis los tipos de inversiones más importantes.

En función del plazo por el que el dinero se invierte en un objeto determinado y en el que la venta de dicho objeto trae un beneficio, las inversiones se clasifican en los siguientes tipos.

  1. A corto plazo. El dinero se invierte por un periodo de menos de un año.
  2. A medio plazo. El dinero se invierte por un periodo de uno a tres años.
  3. A largo plazo. El dinero se invierte por un plazo de más de tres años.

En función del objeto en el que se invierte el dinero con el propósito de percibir los beneficios posteriormente, las inversiones pueden ser de los siguientes tipos:

  • Inversiones en objetos materiales (edificios, transportes, equipos, parcelas, etc.).
  • Inversiones en materias primas (compra de metales preciosos, combustibles, etc.).
  • Inversiones financieras (compra de valores).
  • Inversiones en objetos inmateriales (en I+D de gran perspectiva, recursos humanos prometedores, etc.).

En función de la forma de propiedad, las inversiones son de siguientes tipos:

  1. Privadas. La inversión se lleva a cabo por una persona particular o una empresa privada.
  2. Públicas. La inversión se lleva a cabo por el estado representado por autoridades federales o regionales, así como por distintas empresas públicas.
  3. Extranjeras. La inversión se lleva a cabo por un ciudadano o una empresa extranjera.

En función del ámbito, las inversiones se clasifican en:

  • inversiones en la agricultura, ganadería y pesca,
  • inversiones en la construcción,
  • inversiones en la exploración y la extracción de recursos minerales,
  • las inversiones en el comercio, etc.

Elementos de las inversiones

La viabilidad económica de las inversiones se determina por su rentabilidad, sus plazos y sus posibles riesgos.

Rentabilidad

Al vender un objeto determinado, no solo es importante que este objeto resulte rentable sino que traiga también un beneficio superior a la cantidad invertida en él.

Riesgo

Es la probabilidad de lo que se pueda perder en caso de que los acontecimientos tengan un desarrollo negativo. Lo más peligroso no es perder la cantidad invertida sino también contraer deudas. Se pueden considerar como riesgos potenciales la situación económica inestable que atraviesa el país y el mundo, la aprobación de leyes estatales que anulan la actividad económica del inversor o le causan unas pérdidas considerables.

También se puede considerar como un riesgo la situación económica relacionada con las condiciones climáticas y, a la luz de los últimos acontecimientos, con la propagación de la pandemia.

Plazo de las inversiones

La viabilidad de las inversiones se determina por el periodo por el que el dinero se invierte en un objeto determinado. De este modo, las inversiones a largo plazo no son una solución óptima para todos los inversores. A muchos les resulta más ventajoso percibir la renta en el primer año que esperar varios años a que el instrumento de inversión elegido les traiga los beneficios.

¡Atención! Para planificar las inversiones de forma competente, no se puede guiarse solamente por el primer factor. La alta rentabilidad de un objeto también puede estar relacionada con una alta competitividad y con los riesgos de perderlo todo. De este modo,la viabilidad de las inversiones se debe basar en el conjunto de estos tres factores.

Determinación de la eficacia de la inversión

Es difícil definir los criterios estándares para determinar que una inversión es más eficaz que otra, ya que distintos inversores tienen distintas expectativas y cálculos en cuanto a sus ingresos futuros. Así, mientras unos inversores no pueden aceptar una rentabilidad de menos de un 50%, otros piensan seriamente en hacer la inversión si su rentabilidad es de un 10%. Además, hay que calcular todos los posibles riesgos y determinar lo que se puede hacer para evitarlos o mitigar el impacto en la actividad inversora.

Existe una serie de instrumentos y fórmulas que permiten determinar los beneficios que pueden traer las inversiones en un proyecto o producto determinado.

  1. Norma interna de la rentabilidad, conocida también como IRR. Cuanto más grande es el índice, más grande es la rentabilidad.
  2. Valor actual neto. Se calcula a base de la comparación de los gastos invertidos y la cantidad de la renta futura para determinar si estas inversiones pueden traer la renta esperada en todo el periodo de actividad económica.
  3. Descontando los flujos de caja, se estiman los ingresos o pérdidas futuras mediante su cálculo según el valor del dinero en este momento.
  4. Relación entre la rentabilidad y el riesgo.

Diferencia entre inversiones y ahorros

Los ahorros, aunque estén depositados en un banco y le traigan al cliente unos pequeños intereses adicionales, no son inversiones, ya que el principal objetivo de las inversiones consiste en guardar el dinero por un plazo determinado para comprarse un producto determinado (un electrodoméstico, un viaje, una carrera, etc.) o crear una reserva financiera adicional por si sucede un imprevisto.

¡Importante! A diferencia de las inversiones, los ahorros no se exponen a ningún riesgo, a no ser que se guarden bajo el colchón, por supuesto.

Las inversiones, antes que nada, consisten en invertir los fondos deliberadamente, entendiendo y aceptando todos los posibles riesgos con el propósito de obtener un beneficio.

cookie.block.privacySettingsTitle

cookie.block.privacySettingsBody

cookie.block.manageConsentPreferencesTitle

cookie.block.strictlyNecessaryCookiesTitle

cookie.block.strictlyNecessaryCookiesBody

cookie.block.functionalCookiesTitle

cookie.block.functionalCookiesBody

cookie.block.performanceCookiesTitle

cookie.block.performanceCookiesBody

cookie.block.targetingCookiesTitle

cookie.block.targetingCookiesBody
cookie
cookie.block.small.description