menu.country.title
México
menu.city.title
menu.city.placeholder
menu.language.title
Español (Mexico)
menu.country.select-title
menu.country.title
México
Canada
España
México
United States
Қазақстан
Россия
Україна
menu.city.select-title
menu.city.title
menu.city.placeholder
Ciudad de México

Depósitos bancarios en México

aggregation.subcategory.depositos.title

Wiki - artículos útiles

Artículos sobre datos interesantes de la comunidad financiera.

El depósito bancario es el depósito que una persona física o jurídica deja en el banco, la caja o la Unión de Crédito hasta una fecha determinada bajo los términos de ahorro y devengo de intereses que están establecidos en el contrato.

El depósito pertenece a un tipo de inversiones que le permiten al usuario elegir su cuantía y plazo. Al cumplirse el plazo del depósito, la entidad en la que se entregaron las finanzas para su conservación y circulación se obliga a devolver la cantidad inicial junto con los intereses devengados.

¿Qué es un depósito bancario?

Es el contrato celebrado entre la persona física o jurídica y la entidad financiera bajo cuyos términos el depositario entrega una cantidad de dinero a la entidad financiera para guardarla durante un periodo concreto y la entidad financiera, a su vez, se obliga a devolverle el dinero depositado junto con los intereses devengados al expirar el contrato.

En otras palabras, el depósito bancario es una operación encaminada a depositar el dinero en el banco para obtener los beneficios a largo plazo. Este tipo de inversiones resulta atractivo por el hecho de que es el cliente quien decide qué cantidad y por qué periodo está dispuesto a invertir.

¡Importante! Las inversiones del depósito se pueden pagar al usuario cada 3 ó 6 meses, o bien al expirar el contrato y cerrarse el depósito.

Tipos de depósitos bancarios

En el país existen varios tipos de depósitos bancarios con distintos parámetros entre los que el cliente puede elegir el que le resulte más cómodo y favorable.

Depósito a la vista

Este tipo de depósito tiene la ventaja de que el depositario puede acceder a la cuenta bancaria en cualquier momento y disponer de ella como mejor le parezca, retirando o invirtiendo dinero.

Referencia. El cliente puede disfrutar opcionalmente de otros servicios, como la tarjeta de plástico asociada a la cuenta, el débito directo, esto es, la posibilidad de pagar las compras desde la cuenta o de transferir dinero a otras personas, y otros servicios.

Este tipo de depósito adolece de un tipo de interés bajo y, en consecuencia, de un beneficio pequeño de las inversiones.

Los depósitos a la vista pueden tener la siguiente forma:

  1. Cuenta corriente: producto financiero al que el consumidor tiene un acceso ilimitado. Por lo general, en este caso no se devengan intereses o puede funcionar un tipo de interés máximo bajo unos términos especiales.
  2. Cuenta de ahorros: servicio bancario con unas condiciones similares a la cuenta corriente pero con la posibilidad restringida de retirar e invertir el dinero. En este caso, el dinero tiene una capitalización más alta en comparación con la cuente corriente. Este depósito está asociado a la libreta de ahorros que le permite al cliente controlar los cambios y el movimiento de las finanzas.

¡Importante! La cuenta de depósito a la vista es la más cómoda para el tenedor del depósito, pero la menos ventajosa debido a unos intereses pequeños que no siempre llegan a cubrir la inflación.

Depósitos a plazo fijo

Para este tipo de depósito, el contrato establece un periodo de tiempo determinado que puede durar unos meses o unos años. Durante la vigencia del contrato, el cliente que ha depositado el dinero en el banco no tiene derecho a ingresar o retirar fondos en cualquier momento, o bien puede hacerlo a cambio de una reducción considerable de los intereses o de la obligación de pagar una multa o una comisión.

Estos depósitos resultan ventajosos para las entidades financieras, ya que le permiten a la entidad crediticia planificar la circulación de los fondos por adelantado y obtener grandes beneficios; asimismo, se reducen los gastos de mantenimiento de la cuenta y de operaciones bancarias. A raíz de esto, los depósitos a plazo fijo tienen unos tipos de interés elevados para atraer inversores.

Importante! La cuenta de depósito a plazo fijo tiene una rentabilidad más elevada pero limita al depositario a la hora de sacar fondos.

Al elaborar el contrato de depósito a plazo fijo, el cliente puede elegir el tipo de capitalización con tasa variable o fija. El banco también ofrece la posibilidad de elegir la periodicidad de pago de los intereses que puedan devengarse: o bien en periodos determinados, o bien después de que expire el contrato.

¿Cuándo el depósito bancario a plazo fijo tiene ventaja para el depositario?

A la hora de elegir entre cuenta depositaria a la vista y cuenta a plazo fijo, el cliente sacará ventaja si se decanta por esta última opción en los siguientes casos:

  • Hay unos fondos adicionales que el inversor potencial no necesita urgentemente.
  • Tienen mucha importancia la seguridad de los fondos y la ausencia de riesgos.
  • El tipo de interés elevado trae un beneficio más grande en comparación con otros productos financieros.

Ventajas del depósito bancario a plazo fijo

  1. El depósito trae un beneficio más elevado en comparación con la cuenta corriente o de ahorros y está libre de riesgos.
  2. Al aumentar el plazo del contrato, aumentan el tipo y la rentabilidad final del depósito.
  3. Comodidad y facilidad de obtener el producto. El depósito a plazo fijo se puede abrir a través del sitio web del banco o la aplicación en el teléfono inteligente.
  4. Igual que el resto de depósitos bancarios, el depósito a plazo fijo está protegido por el Fondo de Seguro de Depósitos, que devuelve el dinero perdido en caso de quiebra de la entidad bancaria.
  5. Una liquidez elevada.
  6. El devengo de intereses está garantizado por el contrato, sin contar las circunstancias de fuerza mayor como la moratoria de pagos o la quiebra del banco.

Inconvenientes del depósito bancario a plazo fijo

Este tipo de producto financiero, además de una larga lista de ventajas, tiene una serie de inconvenientes que pueden resultar decisivos a la hora de la elección:

  • la apertura de la cuenta puede tener prevista una comisión u otro pago adicional;
  • al cerrarse la cuenta anticipadamente o pagarse la capitalización por iniciativa del depositario, éste debe pagar una multa o perder una parte de los intereses;
  • el dinero se inmoviliza y resulta inaccesible para el inversor hasta la fecha de extinción del contrato; en caso contrario, el banco impone una multa o una comisión.

¿Por qué debemos invertir en el depósito bancario?

La ventaja más atractiva de los depósitos bancarios es la seguridad del depósito. A diferencia de las inversiones en el mercado de valores, el inversor puede estar tranquilo por la seguridad de los fondos y descuidar de los altibajos en el mercado bursátil. Los depósitos bancarios están protegidos y traen un beneficio garantizado.

El depósito es una forma segura de obtener el beneficio con el dinero ahorrado que protege la inversión contra la inflación o la pérdida.

¿Cuánto dinero se invierte en un depósito?

Algunas compañías de crédito establecen umbrales máximos y mínimos para invertir dinero en la cuenta de depósito, pero la mayoría de ellas ofrecen al cliente la posibilidad de determinar personalmente la cantidad inicial necesaria.

Una parte de los bancos permiten al tenedor del depósito ingresar dinero en la cuenta durante todo el plazo del contrato, aumentando así la rentabilidad de las inversiones. Sin embargo, las inversiones en un depósito a plazo fijo tienen limitado el retiro de fondos e intereses.

¡Atención! Si el depositario, pese a las limitaciones, desea retirar el dinero de la cuenta antes de la fecha establecida en el contrato, el banco disminuye la cuantía del beneficio pagado o pone una multa.

Cada entidad financiera tiene sus condiciones, por lo que el inversor puede elegir el tipo de cuenta de depósito que mejor le convenga.