Servicios

Tarjetas de crédito en España en España

Tarjetas de crédito en España

Uno de los instrumentos financieros más populares en España son las tarjetas bancarias. Cualquier español mayor de edad tiene 1-2 tarjetas como término medio. Las tarjetas bancarias no sólo se usan para hacer las compras o pagar los servicios, sino también para sacar el dinero en efectivo necesario. Muchos tipos de tarjetas de crédito ofrecen ofertas, bonos, puntos adicionales.

¿Qué es la tarjeta de crédito de un banco?

La tarjeta de crédito es un instrumento financiero que permite efectuar el pago o sacar dinero en efectivo sin que su titular se comprometa a tener saldo. Esta es su principal diferencia frente a una cuenta de débito estándar.

¿Se puede usar el dinero gratuito de una tarjeta de crédito?

Para obtener una tarjeta de crédito y usar por anticipado una cantidad determinada, hay que cumplir una serie de términos que la entidad bancaria ofrece a sus clientes:

  1. La organización bancaria analiza los riesgos para evaluar la solvencia del cliente y determinar si podrá devolver este dinero o no. A base de este análisis, se calcula la cantidad que el banco está dispuesto a entregar. En función de la cuantía máxima del crédito, las tarjetas de crédito se clasifican en estándares, de plata y de oro.
  2. El cliente deberá devolver todo el dinero en el plazo acordado con el banco. El interés de las tarjetas de crédito suele ser mayor que el interés de los programas estándares de concesión del crédito.

Sin embargo, existen varias posibilidades de evitar el pago de intereses al banco. La opción más común es tomar dinero sólo hasta el final de mes o hasta el comienzo del siguiente: en este caso, lo más frecuente es que el cliente deba devolver el importe de la deuda principal sin tener que pagar los intereses.

Otro modo de evitar el pago de intereses al banco es aprovechar las ofertas que las entidades crediticias organizan de forma regular. De este modo se puede adquirir una tarjeta de crédito por 3 meses sin intereses. El resto depende de los términos concretos de la oferta.

¡Importante! Si el cliente opta por un pago fijo, tiene que prestar especial atención a la cuantía, ya que los pagos mensuales demasiado bajos pueden causar un incremento considerable de los intereses y una prolongación excesiva del pago del crédito.

¿Cómo efectúa el pago con tarjeta de crédito?

El uso de la tarjeta de crédito le permite al cliente obtener la cantidad determinada de antemano con la condición de que se devuelva con intereses. Existen dos tipos de pago:

  1. Pago mensual. Todo el dinero que el cliente ha gastado en un mes se devuelve en los primeros días del mes siguiente. Los intereses en este caso no se cobran o suponen una cantidad muy pequeña.
  2. Pago o devolución aplazada. En este caso, la deuda pendiente se paga de forma fraccionada. Puede tratarse de pagos acordados de antemano o del plazo acordado para liquidar la deuda con intereses; en este caso, la cuantía depende de la cantidad del dinero gastado.

El pago mensual tiene más ventajas para el cliente, pero aquí lo importante es pagar puntualmente toda la cantidad al principio del mes siguiente (por lo general, hasta el día 5).

Diferencias entre cuentas de crédito y de débito

Usando una tarjeta de débito, el usuario sólo puede retirar y gastar el dinero depositado en su cuenta bancaria. El cliente sólo cuenta con sus propios ahorros sin que el banco le anticipe dinero. Aunque algunos bancos practican el uso de la cuenta de débito si no tiene dinero suficiente. En este caso se cobra una comisión, ya que el saldo es negativo.

Tarjetas de monedero y de crédito: ¿cuál es la diferencia?

Una tarjeta de monedero sólo funciona si el cliente ha depositado la cantidad necesaria. Para pagar con estas tarjetas, es necesario tener saldo positivo. Estas tarjetas se hacen cada vez más populares entre los aficionados a las compras en tiendas online.

¡Importante! Estas tarjetas son seguras, ya que no la tarjeta y la cuenta bancaria del usuario no están comunicadas. De este modo, sus números se pueden introducir tranquilamente en tiendas online.

Comisiones por la posesión de tarjetas de crédito

A los clientes que usan tarjetas de crédito bancarias se les suelen cobrar dos tipos de comisión: por emisión y por renovación.

  • La comisión por emisión se cobra en el momento en el que la tarjeta se entrega al cliente por primera vez. Se trata de una cantidad fija en euros. Si el cliente cobra el salario a través del banco que emite la tarjeta de crédito, queda exento de pagar la comisión.
  • El pago por la renovación se cobra anual o semestralmente en función de los términos del contrato de crédito. El cliente no se exime de esta comisión.

Las comisiones que el cliente paga por sacar dinero en la caja

Las comisiones por retirar el dinero de la tarjeta de crédito en la caja se cobran bajo términos especiales que dependen del funcionamiento de las cajas bancarias:

  1. En España funcionan tres redes de cajeros (Servired, Euro 6000 y 4B). Todos los bancos que funcionan en el territorio español están asociados a estas redes. Las comisiones se cobran según el siguiente esquema: el cliente no paga nada por sacar dinero en un cajero de su propio banco y sí paga por retirar fondos de esta misma red pero en otro banco. La comisión más grande se cobra por sacar dinero en cajeros de otras redes.
  2. La comisión por sacar dinero de las tarjetas de crédito siempre es más grande que por retirar fondos de las tarjetas de débito. Esto se debe a que el banco cobra una cantidad por el anticipo que otorga al usuario. Este anticipo hace que la comisión sea más grande.

¡Atención! El sujeto al que pertenece el cajero tiene la obligación de informar al cliente sobre la cuantía de la comisión pagada al retirarse el dinero. El cliente debe tener la posibilidad de retirar la operación si no desea tener gastos adicionales.

Según las reglas de la Unión Europea, las comisiones por retirar dinero en efectivo en los países miembros de la UE no pueden ser mayores que las comisiones cobradas por la misma operación en el territorio español. Los gastos soportados por los titulares de las tarjetas de crédito en relación con las operaciones efectuadas a través de otras redes bancarias se igualan a los gastos soportados por los titulares de la tarjeta al retirar dinero en efectivo en un terminal situado en el territorio de la Unión Europea.