menu.country.title
España
menu.city.title
menu.city.placeholder
menu.language.title
Español
menu.country.select-title
menu.country.title
España
Canada
España
México
United States
Қазақстан
Россия
Україна
menu.city.select-title
menu.city.title
menu.city.placeholder
Madrid

Cuentas bancarias en España

aggregation.subcategory.cuentas.title

Wiki - artículos muy útiles

Artículos interesantes sobre los hechos de la comunidad financiera.

Muchas personas con competencia financiera empiezan a cultivar las destrezas de gestión de sus recursos abriendo su propia cuenta en el banco. Administrando su cuenta personalmente, estará seguro de sus cuentas corrientes financieras, conocerá todos los movimientos de los fondos, controlará los ingresos en la cuenta y siempre podrá retirar el dinero necesario.

Quй es una cuenta bancaria?

Este concepto estб arraigado profundamente en nuestra vida cotidiana, pero la gente no suele saber su definición exacta. La cuenta bancaria es el apartado de la contabilidad bancaria en el que se guarda toda la información sobre las operaciones con los fondos de un cliente concreto. Usted podrá retirar, transferir e ingresar fondos.

La existencia de una cuenta bancaria suele ofrecer la posibilidad de tener los productos que tenga asociados, como las tarjetas de crйdito, el seguro, los depósitos, los créditos hipotecarios, etc.

Importante! En algunas ocasiones, las cuentas pueden tener comisiones asociadas: por ejemplo, las cuentas de explotación y administración.

Todos los tipos de cuentas bancarias

Toda la variedad de cuentas bancarias se puede dividir en dos grupos: cuentas corrientes y cuentas de ahorros. Ambos tipos permiten guardar recursos financieros y disponer de ellos, pero tienen una diferencia clave. Las cuentas de ahorros, a diferencia de las corrientes, tienen previsto el devengo de intereses para la cantidad depositada. La cuentas corrientes, en cambio, carecen de esta función.

Cuentas corrientes

Es el principal producto que ofrecen los bancos. Suele tener asociada una tarjeta de crйdito y ofrece la posibilidad de formalizar un préstamo o un depósito bancario. A través de esta cuenta se cobran los principales cargos financieros.

Importante! Es posible que se cobre una cantidad por el mantenimiento de la cuenta corriente. Muchas empresas transfieren el salario a estas cuentas.

La cuenta corriente le permite efectuar las siguientes operaciones:

  • ingresar y retirar fondos en cualquier momento.
  • efectuar pagos y transferencias en el territorio nacional y en el extranjero.
  • ingresar las nуminas, las pensiones y otros tipos de renta.
  • asociar una tarjeta de crйdito.
  • asociar otros servicios y productos del banco.

Las cuentas corrientes presentan una serie de ventajas:

  • permiten disponer rápida y fácilmente de los recursos financieros corrientes.
  • permiten activar varios canales de circulación de los fondos: la caja, las transferencias, los cheques, etc.
  • permiten usar los servicios de la banca electrónica y las aplicaciones digitales.

Cuentas salariales

A las cuentas corrientes se les asigna a veces el ingreso de la nуmina. En algunos bancos estas cuentas reciben el nombre de cuentas salariales y se consideran como un producto independiente.

Importante! A estas cuentas se ingresa las nуminas, las pensiones, las prestaciones regulares y otras fuentes de ingresos permanentes.

La formalización de la cuenta salarial tiene unas ventajas determinadas:

  • bonos y descuentos de recibos.
  • ausencia de comisiones: por lo menos, en operaciones básicas.
  • a veces estas cuentas tienen beneficios, aunque con unos intereses pequeños.
  • regalos.

Cuentas de ahorros

Las cuentas de ahorros tienen la propiedad de traer beneficios debido al devengo de intereses. Este tipo de cuentas bancarias se suele usar para guardar los ahorros.

Este grupo de cuentas tiene unos rasgos particulares:

  1. No se les puede transferir directamente la nуmina, ni se les pueden asociar tarjetas de crйdito. Por un lado, es un inconveniente, pero esta propiedad favorece el ahorro de los fondos.
  2. Las transferencias bancarias permiten mover los fondos a la cuenta y de la cuenta.
  3. El dinero no se puede sacar en los cajeros.
  4. Puede disponer de la cuenta de ahorros a su discreción. Puede cerrar la cuenta del todo o retirar una parte del dinero sin perder intereses ni pagar multas y comisiones.

¡Atención! Este tipo de cuenta bancaria conviene sobre todo a los jóvenes que no llevan a cabo una actividad financiera activa o a las personas de tercera edad.

Cuentas pagaderas

A una persona que no conozca bien el funcionamiento del banco, las cuentas de ahorro le podrán parecer idénticas a las cuentas pagaderas. Sin embargo, tienen unas propiedades que permiten considerarlas como un producto aparte:

  1. A la cuenta pagadera se le puede asociar el ingreso de la nуmina o de la pensión, por lo que se encuentra a caballo entre la cuenta corriente y la de ahorros.
  2. Se le puede asociar una tarjeta de crйdito.
  3. Las cuentas pagaderas tienen una funcionalidad más amplia que las cuentas de ahorros.
  4. Los intereses en las cuentas pagaderas varían con el paso del tiempo: crecen durante los primeros meses y disminuyen después. En cuanto a las cuentas de ahorros, sus intereses permanecen invariables.

Otras categorías de cuentas bancarias

Al ofrecer a sus clientes los tipos de cuentas a elegir, los bancos españoles se orientan hacia distintos tipos de público meta. Esto permite tener en cuenta las particularidades individuales de cada cliente a la hora de elegir.

  • Cuentas para menores de edad: se abren a nombre del niño para ahorrar fondos. Estas cuentas son poco funcionales, tienen un tiempo de funcionamiento limitado, pero no suelen tener comisiones ni términos estrictos para la apertura.
  • Cuentas para jóvenes: las abren los jóvenes a una edad de 18 a 30 años (a veces, hasta 35). Estas cuentas pertenecen a la categoría de cuentas corrientes, poseen una funcionalidad total, pero al mismo tiempo tienen unos términos más favorables (por ejemplo, no tienen comisiones).
  • Cuentas para empresarios: previstas para un público más maduro y solvente. Pueden clasificarse, a su vez, en ofertas para trabajadores por cuenta propia, para grandes empresas y para PyMEs.
  • Cuentas para jubilados: se abren por personas de tercera edad. Se diferencian por el hecho de tener asociado el ingreso de las pensiones.
  • Las cuentas de valores son una categoría especial. No se surten de dinero sino de valores, como obligaciones o acciones. Esta cuenta debe estar asociada a la cuenta corriente para que se puedan efectuar a través de ella todas las operaciones financieras.

¿Qué es lo que hay que saber a la hora de abrir una cuenta en el banco?

La elección de la forma de abrir la cuenta en el banco dependerá del equipo físico que tenga su banco. El modo más tradicional consiste en presentarse en la sucursal y acudir al empleado para que le ayude a solucionar todos los problemas relacionados con la organización.

Para acudir a la organización, es necesario:

  • preparar todos los documentos necesarios.
  • presentar el documento de identidad.
  • presentar una copia de la nómina (si procede).
  • los niños menores de 18 años deben tener la autorización de sus padres o representantes legales.

Si los recursos técnicos del banco lo permiten, la cuenta se puede abrir a través de la aplicación o la plataforma online. Para ello es necesario:

  1. Introducir los datos personales en el formulario en el sitio web.
  2. Introducir los datos de otra cuenta de usuario que le pertenezca.
  3. Escanear y adjuntar la copia del documento de identidad.
  4. Identificarse mediante videollamada o de otro modo.
  5. Recibir la contraseña y activar la cuenta.

Cierre de la cuenta bancaria

Todos los tipos de cuentas bancarias tienen el mismo algoritmo de cancelación. Para ello deberá efectuar las siguientes operaciones:

  1. Retirar todos los fondos de la cuenta. No debe tener obligaciones pendientes. En caso contrario, le pueden poner una multa.
  2. Efectuar el pago de las cuentas pendientes.
  3. Cancelar la cuenta en la oficina o en internet. Esto puede requerir unos documentos determinados.
  4. Escriba la solicitud de cancelación y devuelva los productos asociados a la cuenta: cheques, tarjetas de crйdito.
  5. Reciba el certificado de cancelación. Será una prueba de que todas sus relaciones con el banco están cerradas.

Elegimos la cuenta bancaria idónea

Antes de acudir al banco, analice sus requisitos y necesidades, compárelas con las opciones ofrecidas por distintos bancos. Fíjese en los siguientes aspectos:

  • ¿Se cobra la comisión por el mantenimiento de la cuenta?
  • ¿Podrá cerrar la cuenta en el momento que mejor le convenga?
  • ¿Qué operaciones tiene que efectuar? De esto depende si elige una cuenta corriente o una de ahorros.
  • Fíjese si los usuarios de esta cuenta tienen descuentos u ofertas previstas. Pueden ser tarjetas de crédito o débito con servicio preferencial.
  • ¿Se devengan intereses de la cuenta?
  • ¿Existe la posibilidad de efectuar operaciones de la banca electrónica?