menu.country.title
España
menu.city.title
menu.city.placeholder
menu.language.title
Español
menu.country.select-title
menu.country.title
España
Canada
España
México
United States
Қазақстан
Россия
Україна
menu.city.select-title
menu.city.title
menu.city.placeholder
Madrid

Seguro obligatorio de moto

21.04.2021
413
10 minutos

La necesidad de llegar temprano al trabajo, a una comida de negocios, o simplemente conducir por puro placer. Desplazarse en moto tiene grandes ventajas, pero debe hacerse de forma correcta y segura.

Seguro obligatorio de moto

Actualmente, las motos se han convertido en el transporte más utilizado de nuestro país. Por esta razón, además de cumplir con las normas de tráfico y conducir de forma correcta, estamos obligados por ley a asegurar nuestra moto.

Conducir cualquier vehículo conlleva ciertos riesgos y con respecto a las motos, estos riesgos son mayores principalmente por el movimiento propio del vehículo, que puede llegar a ser más inestable que otros vehículos, también por la manera de usarla, donde conduzcamos, la frecuencia de su uso, etc. por esta y muchas otras razones, es imprescindible contar como mínimo con el seguro obligatorio.

Modalidades de seguros de moto

Principalmente este tipo de seguros para motocicletas se clasifican en tres grupos; cada uno de ellos presentan diferencias en sus coberturas y también en el precio. Estos grupos son:

-Seguro a terceros. Es el más básico del grupo, y cubre de cualquier accidente a terceras personas, tanto daño material como físico pero no los daños propios del conductor. Este es el seguro obligatorio por ley.

Si es verdad que, dependiendo de cada aseguradora, en algunos casos esta cobertura abarca los daños que pueda sufrir el acompañante del vehículo.

-Seguro ampliado a terceros. Sin incluir otras prestaciones que puedas contratar de forma extra, el seguro a terceros es igual al anterior. También hay que saber que esta modalidad abarca las coberturas mínimas que exige la ley, por lo que generalmente es limitado y ofrece pocas coberturas tanto para el vehículo como para el conductor. En caso de que sufras algún percance, si no has contratado alguna cobertura "extra", este seguro no cubre los costos médicos del conductor ni desperfectos del vehículo.

-Seguro a todo riesgo. Sin duda la modalidad más amplia. Cubre, en caso de accidente tanto al vehículo como al conductor como daños los ocasionados a terceros. El precio es significativamente mayor si lo comparas con las otras modalidades pero, a veces, es preferible pagar más y estar más cubiertos ante cualquier percance.

¿Qué tipo de coberturas son importantes tener en el seguro de moto?

Esto va a depender de cómo y cuánto uses la moto, diariamente, de vez en cuando, si la usas más en largas distancias o por la ciudad etc. Es aconsejable que incluya diferentes coberturas que garanticen tu seguridad y protección en todos los ámbitos, y aquellas que se ajusten a tus necesidades; estas van desde asistencia en viajes hasta robo del vehículo. Vamos a hacer una revisión exhaustiva de los diferentes tipos de coberturas que podemos encontrarnos en el mercado y puedas decidir cuál es la que más se ajusta a tus necesidades.

Seguro de responsabilidad civil voluntaria.

Aunque muchas veces nos parezca suficiente tener el seguro que nos obliga la ley, si buscas tranquilidad, esta cobertura será tu mejor aliada en el caso de que tú seas el responsable de un accidente y haya daños en terceras personas, contarás con el respaldo de tu seguro. La responsabilidad civil voluntaria viene siendo una ampliación del seguro obligatorio. La ley ha establecido una cuantía máxima de 50 millones de euros como cobertura, esto cubriría al conductor implicado en todas posibles hipótesis que se pueda ver implicado.

Robo e incendio

Debido a su poco peso y buena movilidad, las motos son los vehículos más propensos a los intentos de robo. Y no solo estamos hablando de robo total del vehículo, también hablamos de cualquier accesorio o elemento fijo. Si aparcas habitualmente tu moto en la calle, es muy recomendable que consideres esta cobertura que protege tu vehículo si te la roban o sufre un incendio. Especialmente si es nueva y no barata. En caso de lo peor, esta cobertura te permitirá recuperar lo que te has gastado en la moto. Incluso, en caso de intento de robo, y en función de cada compañía, esta cobertura cubrirá los posibles daños materiales que pueda sufrir la moto. Un supuesto que puede suceder, es que tu moto se vea envuelta en un incendio, una simple caída puede hacer saltar una chispa que haga que tu moto se incendie. Contar con esta cobertura te beneficiarás de que la compañía pagará por los daños ocasionados en la moto o si es un daño irreparable, te dará una indemnización.

Daños Propios

Hemos dicho que la responsabilidad civil cubre todo daño producido a terceros, pero, ¿qué sucede cuando hablamos de daños provocados y causados a nosotros mismos? Para eso existe la cobertura "daños propios". Aunque hay que considerar cuales serían y distinguir entre daños propios, y para eso existen reglas integrales que ayuda a distinguirlos. A parte del robo o incendio, podemos sumar los daños por colisión con animales. Pero también tienes la alternativa de un seguro integral que abarque tanto los daños al vehículo como algún elemento exterior como puede ser el casco. El deducible, que prácticamente es común en todos los seguros integrales, es otro tema que deberás contemplar. En el caso de accidente, el deducible es el porcentaje que uno paga. Vamos a poner un ejemplo, nos ponemos en el supuesto que somos responsables de un pequeño accidente donde nuestra moto ha sufrido unos daños por valor de 2000 euros. El accidente está cubierto por tu póliza con un deducible de 200 euros. ¿Qué significa esto? Pues en este caso, si la reparación de la moto cuesta 2000 euros, tú pagarás 200 euros y tu seguro 1800 euros. Normalmente se hace esto como medida para compartir riesgos, entre compañía y cliente. Cuanto menor sea el deducible, mayor el precio del seguro, por el contrario, a mayor deducible, menor es el precio.

Seguro del conductor

Es, literalmente, la cobertura vital para el conductor. En caso de accidente, el traslado y atención médica de los heridos estará cubierto y además, si hubiera un daño físico irreversible (incapacidad permanente y completa) o muerte, se indemnizaría. Aquí hay una diferencia en las cantidades. En caso de fallecimiento, oscilan entre 3.000 y 15.000 euros, 30.000 euros y hasta 60.000 euros que, si es necesario, le permite obtener de acuerdo con su póliza de moto. Estas son las tres opciones que ofrece para extender la compensación ofrecida "estándar" en su seguro de conductor (3.000 euros).

Asistencia en Viaje

Esta cobertura es muy útil si sufres una rotura o accidente con la moto. La aseguradora es responsable de reparar tu moto "in situ" o, en general, llevarla a un taller de tu elección. También tu traslado y el del pasajero si viajas con alguien. Es igualmente importante verificar si se proporciona asistencia en viajes y en casos que no tienen nada que ver con una avería: por pinchazos, falta de combustible y pérdida de llaves. Hay empresas que amplían estos beneficios con otros realmente interesantes: por ejemplo, servicios nocturnos. Gracias a esta garantía, en caso de consumo de alcohol o mal estado de salud, la compañía se hará cargo de trasladar tu moto hasta tu casa.

Reemplazo de la moto

Al tener esta garantía en tu póliza, la aseguradora te proporcionará una moto de reemplazo con características similares a las de la tuya en caso de por ejemplo, un accidente hasta que reparen tu moto. Algunas compañías incluyen esta garantía como estándar, pero otras la ofrecen como opcional: el usuario decide si la necesita.

Daños en equipamiento y accesorios

Todos sabemos lo que puede llegar a costar el equipamiento y los accesorios para las motos, esto ha llevado a algunas aseguradoras a ampliar sus servicios mediante la reparación o sustitución de este equipamiento (casco, chaqueta, botas, guantes, etc.). Esta es una garantía que generalmente se ofrece en las pólizas a todo riesgo, aunque también puede ser parte de una lista de garantías adicionales. Cuando se trata de usar esta cobertura, encontrarás compañías que solo cubren daños en el casco y otras compañías que también incluyen ropa y guantes. La cantidad estipulada de la compensación también hace la diferencia entre una política u otra.

Gestión de multas

Esta es una de las garantías más habituales, cubre el asesoramiento y la asistencia legal en procedimientos que tengan que ver con la moto. También cubre todo lo relacionado con las multas de tráfico, la aseguradora pondrá a tu disposición un equipo legal que te ayudará en estas gestiones.

Cobertura de neumáticos

Este es un servicio exclusivo para los neumáticos, en caso de daño o desgaste podrás usar este servicio para reparar o cambiar las ruedas.

Paquetes de beneficios adicionales

Hay empresas que brindan paquetes de beneficios adicionales, generalmente opcionales. Como puede ser agregar un kit de automovilista al seguro, que aumenta la indemnización por daños en el casco, o un kit de asistencia, en caso de hospitalización se recibe una asignación diaria.

Sea como sea, conducir sin seguro una multa no será el mayor problema para tí, lo peor sería arruinar tu vida financieramente. Ponte en el caso de que seas responsable de un accidente y no tengas seguro, los daños que provoques los tendrás que pagar una compensación de tu bolsillo. Y si el precio de un seguro te parece caro, piensa que son caros por una cosa, te garantizan esa compensación completamente.

Lo cierto es que, cualquier pequeño golpe que tengas puede significar unos costos significativos que algunos bolsillos no pueden soportar. Y no tener seguro conlleva a pagar esos costos con tu dinero u activos. Si uno no tiene solvencia, el consorcio de reembolsos pagará por ti en principio, pero después ese dinero te será reclamado, te exigirán su devolución. ¿Qué significa esto? Que si no tienes dinero, se te embargarán todos tus activos y salarios.

¿Y crees que merece la pena conducir sin seguro?

¿Cómo calculan las aseguradoras los precios del seguro?

Para calcular los seguros, las compañías toman cuentan con unos criterios específicos para hacerlo, como son:

-Antigüedad en el permiso de conducir. Cuanta más experiencia tengas conduciendo la prima será más baja.

-La cilindrada de la moto. Partiendo de que no todas las motos tienen la misma cilindrada, el precio será más alto cuanto mayor sea la cilindrada y al contrario, siendo los más baratos los ciclomotores.

-El perfil del conductor. Hoy en día, la tasa de siniestralidad es mayor entre los jóvenes cosa que saben las compañías, por lo que generalmente, los precios para este tipo de clientes son más elevados.

-Modelo y marca del vehículo. El valor del vehículo vendrá condicionado también por la marca y el modelo; en algo que también se fijan las aseguradoras a la hora de poner precio al seguro es si el vehículo es nuevo o de segunda mano, o la cantidad de kilómetros que tiene, de todo ello depende que el precio del seguro sea más o menos caro.

-Las coberturas contratadas. El precio de la póliza será mayor cuantas más coberturas tengas contratadas y al contrario.

-El historial de accidentes. Si eres de los que no hace uso del seguro, es decir, no has dado partes de accidentes prácticamente nunca, es un punto a tu favor pues las compañías lo tienen muy en consideración para ofrecer una póliza más barata.

¿El artículo fue útil
Artículos populares
Otras rúbricas