Servicios

Sistema de inversiones colectivas

26.04.2021
498
6 minutos

¿Qué es lo que se conoce como fondo de inversión?

¡Atención! Se conoce como fondo de inversión (FI)o instituciуn de inversiones colectivas a un grupo de personas físicas o jurídicas que depositan una parte de su capital en un instrumento de inversión para percibir beneficios, teniendo en cuenta el riesgo y la liquidez. El instrumento de inversión son los valores o las obligaciones gestionadas por la entidad a la que pertenecen.

Sistema de inversiones colectivas

Principio de funcionamiento del fondo de inversión

El capital del FI suele administrarse por gerentes independientes o pertenecientes a la entidad financiera.

Estas, a su vez, se encargan de distribuir correctamente los nuevos depósitos, así como de estudiar y seleccionar los productos financieros prioritarios en los mercados de valores:

  1. Valores y acciones populares.
  2. Fondos monetarios en moneda nacional o extranjera.
  3. Deuda pública o corporativa.
  4. Productos.
  5. Otros FI.

¡Atención! Para ser participante de un FI, el inversor debe adquirir una parte de activos, denominada con el nombre de participación. El coste de la participación es volátil y se calcula a partir del rendimiento total de la cartera de subasta y otros factores del mercado financiero.

Los fondos de inversión se destinan para el desarrollo de los productos de la empresa. La cantidad básica se suele destinar para los productos ofrecidos por la empresa gestora.

Para abarcar distintos perfiles de los inversores, los gerentes ofrecen diversos FI en función de los siguientes factores:

  • tipo de activos financieros.
  • relación entre la rentabilidad y el mercado.

¡Atención! El patrimonio del fondo es el total de los activos financieros pertenecientes al FI.

El capital anónimo invertido en varios productos financieros (por ejemplo, en 4 entidades, un 25% en cada una) se distribuye entre estos productos de forma proporcional.

La rentabilidad del FI se calcula a partir de la renta total obtenida en el proceso de inversión durante un plazo determinado. De este modo, la actividad del FI puede ser:

  • limitada, esto es, determinada con la fecha de liquidación
  • a largo plazo, esto es, depender de los términos y condiciones de cooperación de los accionistas.

La mayoría de los FI no pueden garantizar la constancia de una renta elevada, sin contar el pago de tasas bajas garantizadas, ya que el coste de los activos del fondo depende de la actividad de la empresa y del valor de sus productos.

Para minimizar los riesgos, es necesario tener en cuenta:

  1. La evolución del FI / el plazo de su actividad.
  2. La elección de la entidad idónea según las preferencias del inversor.
  3. La consulta a un especialista competente para asesorarse.

Principales elementos de los fondos de inversión

Cada FI supone una interacción de los siguientes elementos:

  1. Participante: se dedica a invertir fondos en el FI.
  2. Empresa de gestión: administra los fondos de los inversores, elabora la cartera del fondo y se hace cargo de preparar el prospecto de valores que reflejen la información completa de la empresa.
  3. Entidad de depósito: asume la responsabilidad por la conservación de los activos del fondo y controla la actividad del gerente de la empresa en función de los intereses de los inversores.

¿Cómo se ejerce la actividad del fondo de inversión?

El procedimiento es bastante sencillo. El inversor elige el FI y adquiere sus acciones. El proceso de compra de acciones se llama suscripción; el proceso de venta de acciones, redención. El valor de la acción depende del estado de los activos del fondo, esto es, de su crecimiento o reducción.

Recaudaciones fiscales a las que se someten los fondos de inversión

La principal ventaja de los FI es la tributación.

¡Atención! El participante del FI sólo se grava con deducciones fiscales al abandonar el FI, ya que en este periodo se resume la renta total a ser incluida en la base imponible de los ahorros del impuesto sobre la renta del ciudadano. Al transferirse los activos de un IF al otro, el posible incremento de capital no se grava con impuesto.

De este modo, el FI, gracias a semejantes ventajas fiscales, supone un instrumento prioritario para los inversores que desean percibir unos beneficios determinados.

Ventajas del fondo ante otros tipos de productos de inversión

Actuando como instrumento de ahorros, el FI se reserva el derecho a efectuar distintas modificaciones en el proceso de funcionamiento de las inversiones. Para percibir grandes beneficios y garantizar la máxima seguridad de los depósitos, el FI recurre al procedimiento de inversión del producto con un rendimiento más alto y un bajo porcentaje de riesgo controlado continuamente.

  • El FI es un sistema bastante móvil/flexible, ya que permite invertir distintas cantidades y admite la posibilidad instantánea tanto de convertirse en accionista como de sacar sus activos de la organización.
  • Los FI permiten usar su capital sin tener conocimientos específicos sobre el mercado de valores, su actividad y el funcionamiento de los activos. Con unos gastos mínimos, el gerente se hará cargo de que las inversiones se conserven y traigan beneficios.
  • La tributación de los FI es una ventaja intrínseca para elegir este tipo de depósitos.

¡Atención! El beneficio percibido en el fondo a raíz del incremento del capital no se grava con impuesto hasta el momento en el que el accionista lo compense, esto es, convierta el valor de las acciones propias en dinero líquido en su cuenta. Una vez compensado, el incremento del capital percibido en el FI se grava con impuesto.

  • Las inversiones entre los fondos que incluyen el incremento del capital se pueden transferir sin pagar impuestos.
  • El FI es el instrumento universal para acceder a los grandes mercados financieros que abarcan el capital de muchos inversores, procurando minimizar el riesgo a cambio de un potencial más grande para la rentabilidad con gastos más pequeños.
  • El control es bastante transparente, ya que cada participante obtiene la información completa sobre el estado de sus fondos.

En España, los FI son instrumentos financieros controlados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Esta organización controla estrictamente el nivel de las inversiones y permite que el FI gestione los activos de sus inversores de modo profesional.

Riesgos durante el trabajo con el fondo

Se considera como principal riesgo durante la inversión en el fondo la rentabilidad negativa iniciada en caso de:

  • error cometido como resultado de las operaciones efectuadas por el grupo de especialistas gerentes.
  • elección errónea del tipo de activo, que ha resultado ineficaz.

¡Atención! Además del riesgo de mercado, existe el riesgo potencial de liquidez, aunque sea mínimo. En casos similares, el gerente puede suspender el retiro de fondos por los accionistas si los activos se retiran en masa, para evitar la necesidad de vender la cartera para satisfacer estas necesidades, ya que esto perjudicará los intereses del resto de los participantes.

Así pues, el FI se encuentra fuera de los límites de los saldos de personas jurídicas y no se ve afectado por los problemas que éstos puedan tener. Lo importante es el proceso de evolución de los activos invertidos por los depositarios a través del fondo.

¿El artículo fue útil
Artículos populares
Otras rúbricas